FONACOT (Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores): El crédito del Gobierno a tu disposición

Fonacot son las siglas del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores. Es una entidad de México en la que los empleados pueden hacerse con bienes y servicios con unas tasas que resultan bastante asequibles.

Por favor, seleccione la opción que le interesa

¿No encuentra lo que busca? Quizás estas secciones respondan a su pregunta

En cualquier momento de nuestra vida, por mucho que podamos tener nuestra economía controlada, puede que nos tengamos que enfrentar a ciertos problemas financieros. Aunque no se recomienda endeudarse para salir de esa situación, no siempre tenemos otra opción.

Lo primero en lo que se piensa es en recurrir a la financiación bancaria… pero tiene el problema de que precisa de muchos requisitos, hay que entregar muchos papeles y la respuesta puede tardar mucho tiempo en producirse. Si tenemos que hacer frente a una deuda inmediata no tendremos ese tiempo.

Por no hablar de lo que pasaría si tenemos una deuda y estamos registrados como morosos en alguna entidad. En esta situación, el banco estudiará nuestro perfil crediticio y no hará ni caso a nuestra solicitud.

Como alternativa, es posible pedir el dinero en Fonacot. Esta entidad ofrece créditos de manera sencilla a los trabajadores. Forma parte del gobierno federal y su principal objetivo es precisamente ese: sirve como recurso para que los empleados puedan conseguir créditos que se adapten a sus necesidades. Estos préstamos rápidos están orientados tanto a empleados del sector público, como del sector privado.

Un poco de historia

Fonacot vio la luz en el año 1974. Nació durante el mandado de Luis Echeverría Álvarez mediante decreto. Fue la respuesta que dio el gobierno Federal frente a las peticiones de los empleados. El objetivo era apoyar a todas aquellas personas que no tenían recursos, para que pudieran solicitar dinero si les hacía falta.

Para facilitar las cosas, el sistema de devolución del préstamo de Fonacot se hace mediante descuento de la nómina (por esta razón tan solo es una fórmula reservada para trabajadores). Es un buen recurso para generar patrimonio gradualmente, y un buen recurso para poder salir de situaciones muy comprometida.

Fue constituida como un fideicomiso público, pero esta situación cambiará al llegar el año 2006. Fue en este momento cuando llegaría al mercado la Ley del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores. Fue en ese momento cuando empezaría a constituirse como un organismo público descentralizado, adquiriendo personalidad jurídica.

Seguridad de Fonacot

A primera vista, parecer ser que Fonacot no es muy diferente a empresas de créditos rápidos, y esto puede generar algo de polémica. Al y fin y al cabo, muchas de estas entidades han resultado ser un fraude.

Sin embargo, Fonacot es una entidad del gobierno, completamente segura, y capaz de ofrecer a los mexicanos todas las garantías de seguridad.

Opera en la Bolsa Mexicana de Valores y está en continua supervisión por entidades como la CNBV (Siglas de “Comisión Nacional Bancaria y de valores). Además, debe cumplir a rajatabla con las exigencias de la Auditoría Superior de la Federación y por parte de la Secretaría de la Función Pública. También hay una larga serie de agencias, intermediarios e inversionistas que se encargan de su control.

Por esta razón, podemos concluir que Fonacot es una entidad en al que realmente podemos confiar.

¿Qué ventajas tiene pedir un préstamo de esta entidad?

Si te hace falta algo de financiación, y no te terminan de convencer las condiciones que te ofrecen otras empresas, sigue leyendo para descubrir todo lo que Fonacot puede hacer por ti:

  1. No tienes que indicar el motivo del préstamo
  2. Fonacot no es como una entidad bancaria, financiera que querrá conocer desde el primer momento el motivo por el que solicitas el dinero.
  3. Con el Instituto del Fondo Nacional Para el consumo de los Trabajadores tendrás plena libertad para decidir a que vas a dedicar el dinero. No hace falta que indiques para que lo necesitas.

Gastos e intereses reducidos

En comparación con lo que te puede costar un préstamo personal, o cualquier otra fórmula relacionada, los préstamos de Fonacot son muy económico. Las tasas de interés anual suelen ser más bajas que las que ofrecen en empresas de créditos rápidos.

Esto permite que el mexicano pueda obtener un tipo de financiación fidedigna que no le va a arruinar de cara al futuro.

Sin aportar garantías adicionales

La única garantía que necesita Fonacot para garantizarse el pago es la nómina del trabajador (por ello, es una fórmula que tan solo está reservada para empleados). No se exigirá la presentación de ningún tipo de aval o fiador.

Será el solicitante el único responsable de devolver el dinero, sin tener que meter a nadie de por medio.

Paga con la nómina

El pago quedará supeditado a la nómina, descontándose de manera automática de la misma. Cada vez que cobres, habrá un cierto descuento en base a la cantidad que se haya estipulado.

Así no te tendrás que complicar la vida haciendo el pago con tarjeta, transferencia o cualquier otro recurso. Al estar todo automatizado será más sencillo.

Combinación de línea de crédito

El empleado tiene la posibilidad de combinar su línea de crédito con la de otro familiar (por ejemplo, con la de su pareja). Así, podrán adquirir más fácilmente un proyecto en común (cómo puede ser un vehículo).

Convenios con establecimientos

Hay muchos establecimientos que tienen un convenio con este tipo de crédito. La ventaja de esto es que podrás comprar sus productos o contratar sus servicios con unas condicione de financiación mucho más ventajosas.

Elige dónde recibir el dinero

Podemos elegir si recibimos el dinero en una cuenta bancaria, en una tarjeta, o solicitar el dinero en efectivo. Dependiendo de la necesidad de financiación que tengamos, podremos utilizar la fórmula que más nos convenga.

Conclusión: ¿Valen la pena los créditos de Fonacot?

Fonacot es una entidad del gobierno que hace más fácil la vida a los mexicanos. Sus préstamos no requieren de tantos requisitos como los que tendríamos en otras entidades, y las condiciones son muy buenas.
Por todo ello, podemos concluir que los préstamos de Fonacot realmente merecen la pena.